Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 febrero 2015

El título justo

Acabo de revisar mi versión del poema “Country Fair” de Charles Simić. En esta ocasión pudo más mi neurosis métrica y conseguí hilvanar algo con mejor ritmo, pero la versión sigue quedando corta. He aquí lo que tengo:

Country Fair

Si no miraste al perro con seis patas,
no importa. Yo lo vi.
Estuvo casi siempre echado en una esquina.
En cuanto a las dos patas que le sobran:

uno se va habituando a ellas rápido
y piensa en otras cosas.
Como qué noche tan oscura y fría
para estar en la feria.

El guardián tiró un palo
y el perro fue a cogerlo
en cuatro de seis patas, las otras dos colgando,
lo que hizo a una muchacha carcajearse.

Ella estaba borracha igual que el hombre
que seguía besándole la nuca.
El perro cogió el palo y nos miró de vuelta.
Y eso fue todo el show.

Charles Simić
Versión del inglés de Pedro Poitevin

Así nomás, sin el título, éste es un poema bastante rico, pero hay que ver cuánto le añade el título. En inglés, la frase country fair se refiere a la feria, claro, pero cada uno de los dos vocablos tiene otros sentidos: country significa país y también designa a la parte rural de los Estados Unidos, y la palabra fair significa justo. Country fair podría ser leído entonces como la feria, o bien la feria del campo, o bien justicia de campo, o aún la feria de los países. Y es así que el título le confiere a la escena del poema una multitud de posibles alusiones. Si uno toma en cuenta que Simić es un inmigrante, el final del poema, en el que Simić forma parte del campo visual del perro, es muy lúcido. La noción de justicia también le añade una dimensión al poema: ¿qué tipo de justicia es ésta, el verse unos a otros en plan de escueto espectáculo de feria? Y, claro, la última línea es fantástica porque cierra de un tajo todas las posibles trayectorias de las interpretaciones a las que hemos aludido. Aunque sean parte del show quienes se creen únicamente observadores, no partícipes, la feria de las identidades es sólo un show. Y la justicia quizás diga ojo por ojo, pero hasta ahí.
Anuncios

Read Full Post »